La web para niños de Licor del Polo Junior - JAPIPOLO

Qué Chiste

La web para niños de Licor del Polo Junior - JAPIPOLO

Chistes para niños ordenados por categorías con sistema de votaciones

El chiste más chistoso

  • Chistes de colegio
  • Chistes de vacaciones
  • Chistes sobre familia y amigos
  • Chistes de todo un poco
  • Comparte tu Chiste

  • Cocorisas

    La web para niños de Licor del Polo Junior - JAPIPOLO

    Las viñetas de Coco y sus amigos
    Viñetas para imprimir y colorear (haz click en el que quieras imprimir)
    La última viñeta: Pingüi no tiene dientes

  • Coco
  • Pingüi
  • Morserrat
  • Osorio
  • JapiJuegos

    La web para niños de Licor del Polo Junior - JAPIPOLO

    El juego Flash online del mes

    Pingüi lanzamiento

    Pingüi quiere aprender a volar, ¿quieres ayudarle? ¡es muy fácil! Sólo tienes que elegir el ángulo de tiro y la fuerza y Coco lo lanzará a volar por los aires. Cuanto mejor sea elección, más metros recorrerá por el aire. ¿Estás preparado? ¡Haz click en jugar!

    ¡Estamos preparando muchos juegos para ti!

    Qúe Guasa

    La web para niños de Licor del Polo Junior - JAPIPOLO

    Lo más divertido de internet está aquí - Lo último en videos para niños - Lo último en fotos para niños - Historias divetidas para niños - Comparte sonrisas en Japipolo Dibujos, música, diversión, animales, niños, de todo un poco

    Los dientes y los niños

    Introducción

    Importancia de la salud bucodental infantil

    La boca es una zona capital de nuestro organismo que sufre continuamente el ataque indiscriminado de agentes externos, sobre todo en edades en las que la dentición se encuentra en plena fase de desarrollo, como es la infantil. La importancia del cuidado e higiene de la boca se centra en que por este órgano entrarían parte de las afecciones más comunes que suelen ser objeto de tratamiento en la atención sanitaria primaria o la odontopediatría. Como prácticamente casi todo en temas de salud, el primer criterio básico es la prevención desde edades muy tempranas. Así, el cuidado, higiene y mantenimiento saludable de la boca, debe convertirse en una ardua tarea de control que los padres y madres deben ejercer si realmente apuestan por una correcta salud bucodental de sus hijos e hijas que, sin duda, algún día les agradecerán.

    Terminología básica en salud bucodental

    DIENTE: Un diente es un órgano duro, situado en el álveolo de los huesos maxilares, dentro del cual distinguimos dos partes corona y raíz, y que está compuesto por diferente tejidos: esmaltes, dentina, cemento y pulpa.

    ARCADA DENTARIA: Existen dos arcadas dentarias, la arcada superior o maxilar –los dientes de arriba- y la arcada inferior o mandibular- dientes de abajo, a su vez, cada arcada dentaria la podemos dividir en dos partes, a las cuales denominaremos CUADRANTES.

    CORONA DENTAL: Parte visible del diente, que está recubierta de esmalte dental.

    RAIZ DENTARIA: Es la parte no visible del diente a simple vista, y la cual se incrusta en el alveolo dentario (la corona y la raíz están unidas por el cuello dentario).

    ESMALTE DENTARIO: Es el tejido dentario superficial del diente, es una capa dura y muy brillante.

    DENTINA: Es un tejido duro y "amarillo", que se encuentra bajo el esmalte dental y el cemento, ocupando casi todo el diente.

    CEMENTO DENTARIO: Es la superficie externa de color amarillo que cubre la dentina a nivel de la raíz del diente.

    PULPA DENTARIA: Es el aporte vascular al diente, contiene vasos sanguíneos –las arterias y las venas- , y fibras nerviosas que dotan de sensibilidad al diente –cuando molesta o está expuesto esta parte del diente..."mataremos el nervio"-.

    ENCÍA: Es la parte de la mucosa oral que se encuentra rodeando al diente y cubriendo a los alveolos dentarios.

    ORTOPANTOMOGRAFÍA: Radiografía de elección a la hora de obtener una visión panorámica de la dentición y de los maxilares. Permite el análisis de la dentición temporal, la posición de los gérmenes permanentes en la arcada dentaria.

    TÉCNICA DE BASS: Técnica de cepillado dental más recomendable para niños, que consiste en la colocación del cepillo en un ángulo de 45º, respecto al eje del diente, y realizaremos movimientos circulares o vibratorios.

    SURCO GINGIVAL: Espacio mínimo existente entre la parte interna de la encía y la parte externa del diente, el esmalte, es apreciable mediante un instrumento llamado sonda periodontal-usado en las exploraciones relacionadas con problemas de encías.

    MALOCLUSIÓN: Cuando existe una manera de cerrar la boca -ocluir los dientes- diferente a la considerada "normal"

    ALIMENTO CARIOGÉNICO: Cualquier alimento que tiene la propiedad de inducir a la producción de caries.

    AGENESIA DENTARIA: Cuando un diente no está presente en boca y su respectivo germen tampoco, sabiendo que "germen" se denomina al inicio de la formación del diente; o lo que es lo mismo: ese diente nunca aparecerá en boca.

    ANQUILOSIS: Cuando se produce la unión del diente al hueso que lo rodea, por algún punto en concreto o en todos, impidiendo la erupción de este a la cavidad bucal.

    ERUPCIÓN ECTÓPICA: Diente que se desarrolla fuera de su posición normal, siendo los casos más frecuentes los de primeros molares superiores y caninos.

    Los dientes ¿Cuántos són? ¿para qué sirven?

    Como progenitores, hemos de saber que la primera dentición de nuestro infante, se denomina "dentición temporal", "dientes de leche" o "dentición decidua o caduca" y consta de 20 piezas dentales que se irán cayendo paulatinamente, a la vez que irán saliendo otros nuevos hasta alcanzar los 32 dientes definitivos. Así, cada grupo de dientes tiene una determinada función:

  • Incisivos: Son los dientes mas útiles o precisos a la hora de masticar la comida y su función es la de "morder" el alimento.
  • Caninos: Terminan en punta y se encargan de "despedazar" los alimentos. Sería el equivalente, a menor escala, de los colmillos de determinados mamíferos.
  • Molares: Se encargan finalmente de "triturar" los alimentos.
  • ¿Quién es la odontopediatra?

    La odontopediatría no deja de ser una rama más de la Odontología General, la cual se encarga de proveer de cuidados preventivos y terapéuticos a los menores, adolescentes y a pacientes con necesidades especiales o aquellos que se separan del patrón de la normalidad física, intelectual, social, y que, por lo tanto, necesitan cuidados específicos durante una parte o la totalidad de su vida. Es una obligación primera del odontopediatra adaptar el propio saber o conocimiento bucodental infantil a las especificidades de cada infante, a las características de cada etapa de su crecimiento, con la saludable intención de adaptar el tratamiento a su propia necesidad, particular e individualizada.

    Primeros años - Primeros dientes

    La dentición: fases eruptivas

    Existen tres etapas en los periodos de erupción o salida de los dientes en el menor. En la primera fase, tiene lugar lo que se denomina erupción o salida en boca de todos los dientes de leche. En una segunda fase, se produce la caída paulatina de los dientes temporales y, de la misma forma, se produce la erupción de los definitivos. Se trata de un periodo en el que coinciden tanto los temporales como los permanentes. En la tercera fase, se produce la caída de los últimos dientes de leche y la erupción de los últimos permanentes que quedaban por aparecer. Los periodos comentados son simplemente enunciativos y con carácter general. Por tanto, que la dentición de nuestro infante no siga esta evolución no tiene que ser sinónimo de alteraciones en la boca del menor.

    Reacciones y cuidados iniciales

    Suele ocurrir que la primera reacción del menor cuando se produce la erupción de los dientes de leche sea que se activen todas las alarmas pero es algo normal y consustancial al crecimiento natural del infante. Por tanto, suele ser habitual que se le produzca un ligero enrojecimiento e hinchazón de las encías, que viene acompañado de calentura en la zona de la cavidad oral y cierta alteración en su estado anímico que podrá mostrarse durante este proceso un poco más susceptible y con la necesidad acuciante de morder algún tipo de objeto. De igual manera, existen en el mercado abundantes productos terapéuticos, a modo de gel, que podemos colocar en sus encías para mitigar el dolor. En este momento, la atención de los progenitores es fundamental para que el menor se encuentre cómodo y protegido.

    La dentición de leche

    La dentición de leche o temporal, comienza a erupcionar en la boca del menor a los 6 meses de edad y suele acabar en torno a los 20 o 30 meses. Como norma general, los dientes de leche suelen ser más pequeños que los definitivos, en cuanto a tamaño, volumen y longitud, tanto en la corona, como en su raíz. Además son dientes más blancos que los definitivos. La importancia de estos dientes iniciales radica en que influyen en el aspecto exterior del menor, y además, son muy importantes porque intervienen o influyen en su forma de hablar y pueden ayudarle en la tarea diaria de masticar correctamente los alimentos.

    Paso de dentición transitoria permanente

    Los primeros dientes temporales suelen aparecer aproximadamente a los seis meses de vida, con la llegada de los incisivos inferiores o "palas", que culmina con la salida del segundo molar superior, en torno a los 20 o 30 meses de edad. Lo lógico y recomendable es que salgan primero los incisivos centrales inferiores, seguidos de los incisivos centrales o "palas" superiores, casi simultáneamente a la erupción de los incisivos laterales inferiores. Después, deben emerger las "palas" o incisivos laterales inferiores, al lado de las que ya tenían; y, luego, los incisivos laterales superiores o "palas" que restan por salir en la parte superior. A los 12 meses, emergen los primeros molares inferiores, a los que le siguen los primeros molares superiores, los caninos inferiores o "colmillos" y los caninos superiores. La erupción total de los dientes de leche culmina con la salida del segundo molar inferior o segunda muela, en torno a los 20 meses de edad. Por último, con la erupción de los segundos molares superiores, culminaría su dentición temporal.

    Dientes definitivos

    El tránsito de la dentición temporal a permanente es muy variable ya que influyen determinados factores como los cambios hormonales y el propio sexo de nuestro infante. Así, la fase emergente se inicia con la erupción del primer molar permanente o la primera muela definitiva, tanto superior como inferior, que suele ocurrir entre los 6 o 7 años de edad y que se consideran los primeros dientes definitivos. En torno a los mismos años, 8 o 9, también hacen su aparición los incisivos centrales inferiores, los superiores y los laterales inferiores y superiores. El primer premolar de la arcada superior, el canino, primer y segundo premolar suelen emerger en torno a los 10-12 años. En cuanto a la arcada inferior emergen 3 dientes, canino, primer premolar y segundo premolar, como norma general y, por ese orden, entre los 9 y 12 años de edad. Así, el segundo molar aparece en torno a los 11-13 años. Únicamente, restarán las piezas dentales más popularmente conocidas como las "muelas del juicio".

    Caries de biberón

    La dentición definitiva es aquella que se produce cuando el menor ha perdido todos sus dientes de leche y, en su lugar, se han instalado en la cavidad bucal, las 32 piezas dentales permanentes o definitivas. De esta forma, tenemos una clasificación dental homogénea que distribuye 8 dientes por cuadrante con la misma configuración: incisivos centrales y laterales que son los dientes que se sitúan más de frente a las que seguirían los caninos o colmillos y el grupo de los premolares, que no tienen su homónimo en la dentición temporal y que son dos por cuadrante. Y, por último, tendremos los molares o muelas, las últimas en aparecer, que se situarían también a razón de 2 por cuadrante. Existe una sencilla e indolora prueba para averiguar si el menor cuenta con esta muela del juicio: la denominada Ortopantomografía, que permite al odontólogo observar mejor la cavidad bucal por dentro y obtener un plano general de todos los dientes de la boca.

    Limpieza dental en niños

    Primera visita al odontopediatra: primeros pasos

    Es importante que el menor se acostumbre a visitar al odontopediatra desde sus primeros meses de vida, ya que durante este corto intervalo de tiempo, recibirá revisiones preventivas, con lo que estaremos contribuyendo a que el menor no sólo aprenda a conocer su dentición, sino que además se familiarice con el especialista, de manera que conforme vaya creciendo, no le resulte nada extraño acudir a la consulta, ya que lo verá como algo normal, cotidiano y necesario para garantizar su salud bucodental. En estas primeras visitas, es raro que al infante se le tenga que realizar algún empaste, pero si que será necesario que el dentista organice las frecuencias de visita que tendremos que realizar con él, que serán cada 6 meses, como norma general. En éstas, se realizarán revisiones de la cavidad oral y del resto de partes del desarrollo del menor que puedan tener relación con la odontopediatria.

    Primera limpieza bucal
    Cepillos infantiles
    Aprender jugando; ¿Cómo hacer que mi hijo un hábito de limpieza bucal?

    Hábitos infantiles

    Deglución infantil
    Corrección hábitos infancia: el biberón

    Dentífricos Junior

    Licor del polo Junior

    Licor del polo Junior es un dentífrico especialmente desarrollado para la protección de los dientes de los niños de 1-6 años gracias a un adecuado contenido en flúor (500ppm F-) Protección anticaries para los dientes de leche

    Calcio y flúor para proteger el esmalte.

    Para los niños que ya tienen parte de los dientes permanentes, Licor del Polo ha desarrollado dos dentífricos con la cantidad de flúor recomendad para esta edad (100 ppm F-) Por un lado, la crema dental Junior en un dispensador antigoteo, muy Higiénico y de fácil uso. Por otro lado, el 2en1 Junior que combina en su fórmula única los beneficios de un dentífrico infantil y un elixir. Tiene una textura mas líquida que un dentífrico habitual, que permite limpiar profundamente entre los dientes. Ambos dentífricos actúan en toda la boca, y no sólo en los dientes, ofreciendo una higiene bucal más completa y protección contra caries, placa, problemas de encías y formación de sarro.